jueves, 7 de septiembre de 2017

Productos para bebés (III)

Como siempre, hablando desde mi experiencia personal, que no soy asesora ni experta en nada, os cuento lo que yo he encontrado más útil de lo que me he comprado. 

Para el baño yo compré una bañera de bebé con cambiador, que podía tener montada siempre en el baño, encima del bidet, junto al lavabo. A mi peque lo bañé ahí hasta los 12 meses aproximadamente luego ya lo pasé a la bañera grande. Y el cambiador todavía lo usamos y usaremos hasta que seamos capaces de subir al peque. La principal ventaja es que puede hacer los cambios de pañal y limpiar el culete del bebe con el agua que preparas en el lavabo. Porque SIEMPRE QUE SEA POSIBLE MEJOR LAVAR EL CULITO CON AGUA. NO CONVIENE ABUSAR DE LAS TOALLITAS. Ahí en el cambiador ya guardo todo lo que necesito para el aseo, incluso ropita para vestirlo tras el baño, por ejemplo. Eso sí necesitas un baño más o menos grande porque ocupa bastante sitio. Y para vaciarla, aunque tiene un tubito por el que puedes desaguarla en el bidet por ejemplo, nosotros al final siempre cogíamos la bañera y la vaciábamos a pulso. Un poco rollo. 


Para la bañera grande, juguetes de agua, lo más práctico y un antideslizante para el suelo. También pedimos una barrera para no llenar toda la bañera, pero no nos ha sido muy útil. Apenas lo hemos usado. 
Otro elemento muy útil para el baño y que gracias a que me lo regalaron descubrí es una capa de baño que la mama o el papá se puede atar a su cuello. Así, puedes sujetar la capa y a la vez al bebé para sacarlo de la bañera. Esto sobre todo cuando lo bañas si ayuda, porque te acaban faltando manos. Muy útil.






A la hora de comer, lo que NO VOLVERÍA A COMPRAR SERÍA una trona como la que compré. Tengo este modelo de Jané, pero he visto, por haber usado en los bares y restaurantes que la del Ikea es mucho más cómoda, menos aparatosa y mucho más barata. 

Tampoco merecen la pena vajillas de bebé muy costosas, También en el Ikea venden unas económicas y que se pueden meter en microondas y lavavajillas, cosa que las otras no. 

Respecto a los robot de cocina, a mí me prestaron la Babycook. La usé si, sobre todo al principio de hacer purés, pero luego ya apenas. Creo que tampoco merece la pena. 

¡Espero que os haya sido útil!  Continuará...




 

martes, 5 de septiembre de 2017

Productos para bebés (II): La lactancia

En el post de hoy sobre productos para bebés vamos a tratar el tema de la lactancia. Y es que es un tema muy importante y para el que hay que prepararse lo mismo que nos preparamos para el parto (o más).

Después de los problemas que tuvimos Garbancito y yo,  nuestra lactancia no pudo ser exclusiva y  fue mixta (esto es pecho con suplementos de biberón con leche artificial) hasta los 4 meses y medio. 

Durante el embarazo yo fui leyendo mucho sobre lactancia y tenía claro que iba a dar el pecho.  Porque es lo mejor para el bebé, lo más cómodo y lo más natural. Y claro, como todo lo que lees dice que todas las madres pueden dar el pecho (salvo un pequeño porcentaje) pues yo fui convencida de que podría. Y menudo chasco. La cosa no comenzó como yo esperaba. El peque si se agarró bien al pecho tras el parto, pero en los días del ingreso, la cosa fue a peor, se quedaba dormido, empezó a regurgitar (luego se le diagnóstico de reflujo y tuvo que llevar tratamiento), acabó rechazando el pecho. Luego con la subida y las mamas ingurgitadas le costaba cogerlo (y las enfermeras muy delicadas, estrujándome el pecho). En el hospital, aunque tienen buena intención, te acaban volviendo loca, porque cada una te da un punto de vista, una opinión. Le daba como podía leche, que me sacaba con el sacaleches, con una jeringuilla, porque parecía que si probaba el bibe nunca más cogería el pecho (MENTIRA). Todo para que no perdiera peso, y tras 10 días en los que apenas había cogido peso, tuvimos que darle suplementos de leche. (Hasta entonces le daba pecho, lo tenía puesto siempre, aunque se dormía y además me sacaba leche yo, aunque en realidad no producía mucho).

El caso es que aunque con mucha pena al principio, con los problemas de cólicos, de reflujo, le fui dando biberón y así comenzó a crecer y engordar (a pesar de lo mucho que vomitaba). Y cogía bien el pecho, tenía la postura de la boca que indican los libros y luego acababa de llenarse con el bibe. Y así 4 meses y medio, en los que ya decidí dejarlo, porque veía que no me compensaba. Pero podríamos haber seguido. El sentimiento de culpa que tuve al principio, fue muy muy duro y aun tengo la espinita clavada. Me costó entender que NO PASABA NADA, que yo lo intenté y que lo importante es que estuviera bien mi peque. 

PRODUCTOS QUE RECOMIENDO

Así que tras mi experiencia, para mí lo más indispensable para la lactancia es un sacaleches. A mi me prestaron el Swing de Medela, es uno de los mejores. Merece la pena. Tanto para aumentar la producción (técnica de extracción poderosa), para obtener suplementos para el bebé, para crear un banco de leche para cuando te vayas a trabajar, para dejar que alguien más pueda alimentar al bebé, para evitar problemas de mastitis, obstrucciones, para donar leche, etc. 




Lo que NO RECOMIENDO es el biberón Calma de Medela. Es el que primero usé con mi peque para que no se acostumbrara al bibe (simula el pecho materno, es muy duro para extraer la leche) y lo único que conseguí es que tardara mucho en comer y se llenara de gas (pobrecito). Con usar una jeringa o un bibe más sencillo (algún anticólico o así suficiente).
Formación e información: libros (Carlos González, "Un regalo para toda la vida") una App muy completa (Lactapp) y sobre todo buscar apoyo con otras madres lactantes y grupos de lactancia. Son los que mejor te pueden ayudar. Incluso está bien contactar antes del parto porque luego es una locura y no ves el momento de quedar o buscar información.


Otras cosas que puedes necesitar son:  pezoneras, discos de lactancia, ropa adecuada (sujetadores, camisetas con aberturas, por ejemplo en esta web o esta marca Soy Mamífera, que son de Zaragoza), crema para el pezón (que escuecen y mucho a  veces, por ejemplo Purelan), leches o botes para congelar leche, etc. 


¿Qué os ha parecido el post? ¿Cómo fue vuestra experiencia?



martes, 29 de agosto de 2017

Productos para bebés

Esta entrada lleva en mis "borradores" ni sé el tiempo. Y es que tenía ganas de contar lo que he aprendido sobre productos para bebés durante mis 19 meses como mamá. Si hubiera tenido ya la experiencia que tengo ahora, habría tomado otras decisiones. Así que yo te voy a contar qué cosas son imprescindibles (para mí) y otras de las que podría haber prescindido o cambiaría.

Y es que desde el momento en que "te embarazas" aparece un mundo delante de ti que no tiene fin... la puericultura. Y es que es todo tan "cuqui" que ya no sabes si lo necesitas, si te gusta o que.. Lo bueno es que muchas cosas te regalan y/o te dejan. Pero hay que saber qué quieres y qué necesitas y eso no es tan fácil.

Como este tema da para largo, haré varios post, sobre este tema. Y cualquier pregunta que tengáis dejadmela en comentarios y yo os contaré mi experiencia, qué haría la Gossip ahora que no hizo la Gossip 19 meses atrás. ¡Adelante!

El carrito de bebé

Cuando empiezas a mirar...hay todo un mundo, Más te vale hacer un máster para tener las ideas claras porque en la tienda te pueden volver loca. Y si tienes alguien que te lo preste, pues mejor. Realmente, este tipo de carro no se utiliza mucho tiempo, realmente entre 12 y 18 meses (y eso suponiendo que tu bebé es uno de esos de las revistas que duerme plácidamente en su capazo, cosa que en la realidad parece imposible), luego es mejor pasarse a la silla ligera de paseo.



Jane Rider Strata Transporter 2

El que yo compré fue este. El trío Jané Rider con Strata + Transporter 2 (casi 800 euros). El Strata, es el "huevo" o "maxicosi" para llevarlo en el coche. En este caso tb lo puedes usar por la calle, después de que haya usado el capazo o si por otros motivos no puedes llevarlo (reflujo, etc) y antes de pasarlo a la silla. Es muy práctico, cómodo y fácil de sacar y poner en el coche. 
Si compré este fue porque quería un capazo homologado para usar en el coche. En este caso, el Transporter 2 esta homologado para llevar como grupo 0. Mi peque nació a final de enero y no quería estar teniendo que sacarlo del capazo con todo el frio para meterlo en el coche. Y este capazo fue muy cómodo, porque lo quitabas de la estructura y lo ponías en el coche sujeto con el cinturón. Muy fácil y rápido. Aunque realmente mi peque ha usado el capazo 2 meses, porque lloraba mucho, no le iba bien ir tumbado pobrecillo (ay el reflujo, los vómitos, los cólicos, qué angustia).

La verdad que este chasis es una pasada, muy cómodo para llevar, resistente y fácil de plegar (aunque pesado para meter y sacar del maletero).

Ahora, yo no compraría un trío. Intentaría que me dejaran uno y me gastaría el dinero en comprar una silla de paseo ligera buena (porque la vas a usar hasta que tenga casi 3 años o más). Y si tuviera que comprar no sería un trío, sino solo un capazo y la silla y la silla para el coche a parte y de un fabricante específico de este sistema.

El sistema de retención infantil (SRI o silla del coche)

Para el coche, compraría un grupo 0+ o uno 0+/1 para usarlo hasta los 18 kg. Y en esto sería en lo que más dinero me gastaría. Uno de buena calidad, buena reclinación y sobre todo A CONTRA MARCHA (ACM). Porque es 5 VECES MÁS SEGURO viajar a contramarcha y, aunque todavía no es obligatorio por ley, si recomiendan al menos hasta los 4 años. Después de usar el Strata (que es grupo 0+ y con 19 meses aun sigue usando en el coche de papa) hemos comprado una silla grupo 1/2 (hasta 25 kg) y que va siempre ACM. Nos costó 465 euros. Sobre todo la que compréis que os la coloquen bien y que os asesoren. Y leer por vuestra cuenta para dar con la mejor elección.
Axkid Rekid

La silla ligera. 

BabyHome Emotion 

Esta es la silla que llevo usando desde que garbancito tenía 14 o 15 meses. La cogí por internet por 229 euros (en tiendas 289 euros). Pesa mucho menos que la otra, lo que la hace más fácil de meter y sacar en el coche (además de que es una sola pieza) y pesa menos cuando el niño ya se va haciendo más grande y pesado. Me gustó por la ligereza, el plegado tipo libro y el manillar corrido. El manillar muy importante para poder conducirlo bien con una sola mano, como cuando vas con el móvil, con el paraguas, con una bolsa... es decir, la mayoría del tiempo.

Lo malo es que la cesta inferior es algo pequeña. Ese es un rasgo muy muy importante al elegir carrito, tanto el de recién nacido como el de silla ligera. Y es que para hacer la compra o para cargar con todos los elementos del bebé viene bien. También muy importante que el plegado sea mínimo y fácil porque el maletero del coche ¡queda pequeño en cuanto eres padre! 

Continuará....